Las Varices

¿QUÉ SON LAS VARICES?

Las varices son el resultado de una enfermedad que afecta a las venas de las piernas, la Insuficiencia Venosa Crónica (IVC).
Las varices se forman por la dilatación progresiva de las venas de las piernas causada por un mal funcionamiento de las válvulas venosas. Estas válvulas, ayudan a que la sangre siga su camino ascendente hacia el corazón.

A causa de su mal funcionamiento, se produce un aumento del llenado, estancamiento y acumulación de la sangre en las venas, que aumenta con el paso del tiempo.

Generalmente esto ocurre en la parte inferior de las piernas, dificultando el riego arterial de la zona, que con los años se puede complicar y provocar dolor, edema crónico e incluso generar úlceras varicosas o complicaciones tan importantes como la Trombosis Venosa Profunda (TVP) o el Tromboembolismo Pulmonar (TEP).

¿QUÉ SÍNTOMAS PRESENTAN LOS PACIENTES CON INSUFICIENCIA VENOSA CRÓNICA (IVC)?

Las personas que sufren de varices, presentan diferentes síntomas aislados o en conjunto, como la sensación de pesadez, calambres, picores e incluso fuertes dolores. Otras, únicamente se presentan como antiestéticas varices en las piernas que aumentan en número, tamaño y grosor con el paso del tiempo.

¿DE DONDE SE ORIGINAN LAS VARICES?

El origen de las varices se ha relacionado con un componente hereditario importante, siendo más frecuentes en las mujeres, sobre todo por efecto de los embarazos y las hormonas, aunque no se excluyen los hombres.
Antiguamente se consideraba que las varices era una enfermedad de personas mayores, sin embargo en la actualidad, debido al estilo de vida sedentario, al permanecer largas horas de pie o sentado por motivos laborales, se observa un alto número de pacientes con varices desde la juventud.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

Es indispensable una evaluación completa del sistema venoso, de cada paciente en particular. Se comienza con una historia clínica completa, que incluye antecedentes personales. Posteriormente se realiza una exploración física completa que incluye un eco doppler color, que permiten conocer con exactitud la patología venosa, dónde se origina, y los puntos de fallo o malfuncionamiento para planificar un adecuado tratamiento individualizado para cada caso.

¿QUÉ ALTERNATIVAS DE TRATAMIENTO EXISTEN?

Las alternativas que existen para el tratamiento de las varices van desde la clásica cirugía de varices, que consiste en “arrancar” las varices mediante varias incisiones quirúrgicas, pasando por el láser y la radiofrecuencia endovenosa. Sin embargo todas ellas precisan de herida quirúrgica y por lo tanto de su paso por un quirófano.

Actualmente existen otras técnicas menos invasivas y que se realizan de manera ambulatoria en la consulta como la esclerosis clásica para las pequeñas venas (telangiectasias reticulares y las llamadas “arañas vasculares”) y la esclerosis con espuma, que permite tratar desde las varices reticulares mayores, hasta las grandes varices que se forman en las piernas, incluyendo los ejes safenos. Otra técnica es la aplicación de exoláser sobre la piel, pero que únicamente es realmente efectivo para las muy pequeñas telangiectasias que son menores que la micro aguja que se utiliza para la esclerosis.

¿EN QUÉ CONSISTE LA ESCLEROSIS DE LAS VARICES?

La esclerosis líquida es la microinyección indolora en las antiestéticas pequeñas varices y arañas vasculares, de una cantidad de medicamento esclerosante mediante una aguja muy fina que permite su eliminación.

¿QUÉ ES EL TRATAMIENTO CON MICROESPUMA M.E.M?

Es un método INNOVADOR para eliminar las varices de mediano y gran calibre que habitualmente precisaban de cirugía con ingreso, dejando a esta última prácticamente para muy escasos y contados pacientes.

¿EN QUÉ CONSISTE LA EL TATAMIENTO CON MICROESPUMA M.E.M. DE LAS VARICES?

La esclerosis con espuma consiste en el tratamiento esclerosante mediante la preparación del producto en forma de microespuma, lo cual produce una reacción inicial en la vena de espasmo o cierre, eliminando el flujo sanguíneo, posteriormente es reabsorbida por el cuerpo y desaparecen.

El tratamiento debe realizarse en un orden anatómico y funcional o fisiológico que permite eliminar el flujo venoso anómalo para reorientarlo por las venas sanas, lo cual permitirá un resultado tanto funcional como estético adecuado.

¿CUÁNDO ESTÁ INDICADA?

Esta técnica permite tratar venas con diámetro mayor de 4 mm, es decir, várices de prácticamente cualquier tamaño (varices tronculares), incluyendo los ejes safenos, dejando actualmente la cirugía para casos particulares.

¿QUIENES REALIZAN ESTA TÉCNICA?

Idealmente debe ser realizada por un cirujano vascular entrenado, que conoce la anatomía, funcionamiento y alteraciones de la enfermedad venosa, así como las técnicas adecuadas de diagnóstico, como la ecografía doppler color, así como los riesgos o complicaciones que pudiesen presentarse, y las soluciones pertinentes ante cada complicación.

¿QUÉ VENTAJA TIENEN ESTAS TÉCNICAS CON RESPECTO A LA CIRUGÍA?

  • Se realiza de forma ambulatoria mediante sesiones.
  • No es doloroso ni requiere ningún tipo de preparación.
  • No precisa de baja laboral, ni reposo, se puede continuar realizando una vida habitual y actividades laborales.
  • No precisa de herida quirúrgica. Se realiza mediante una pequeña microinyección.

¿PUEDEN TRATARSE TODOS LOS TIPOS DE VARICES?

Permite el tratamiento desde las pequeñas telangiectasias (arañas vasculares), reticulares, hasta varices tronculares de gran tamaño e incluso de los ejes safenos.

¿PRECISA DE REPOSO O BAJA DESPUES DE REALIZAR EL TRATAMIENTO?

NO, todo lo contrario, recomendamos realizar una pequeña caminata al salir de la consulta. Únicamente se indica el uso de una media elástica de compresión adecuada en las siguientes 24 a 72 horas posteriores al tratamiento. El paciente puede continuar con su vida habitual inmediatamente al salir de la consulta ya que no se producen heridas quirúrgicas y no se utilizan vendajes.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest